400 Bad Request
400 Bad Request
Please forward this error screen to 109.203.124.146's WebMaster.

Your browser sent a request that this server could not understand:

  • (none)/gsfc4.txt (port 80)
Astronautas y HoloLens. La vida en una estación espacial.

Astronautas y HoloLens. La vida en una estación espacial.

Algunas personas viven suspendidas entre las estrellas. ¿Somos una galaxia que explotó hace millones de años? Desde sus dormitorios tienen una visión completa del desierto de Nairobi y las cumbres nevadas del monte Fuji. Algunas personas, cuando fueron niños, si es que alguna vez lo fueron, tomaron una decisión (o un sueño): de mayores serían astronautas. Abandonar la tierra, atravesar la atmósfera pensando en el sonido de la lluvia, moverse de una habitación a otra, con el cuerpo flotando entre los muebles.

Algunas personas de carne y hueso viven en la Estación Espacial Internacional (ISS). Se llaman Samantha Cristoforetti, Tim Peake, Scott Kelly o Mikhail Kornienko. Varios de ellos han pasado 340 días seguidos en el espacio. Tropecientos kilómetros de distancia entre tú y ellos. La Luna más cerca de su casa. La Antártida, mucho más lejos. Sus quehaceres diarios son tan incomprensibles para mí, tan indescifrables, que me resulta difícil imaginarlos, ahí arriba, con sus trajes herméticos y presurizados (¡10 millones de euros cada modelito!), realizando misiones con nombres siderales, mientras yo intento pronunciar la palabra futuro sin tartamudear. ¿Fu-tu-tu-ro? “Buenos días, comandante”. Y la pasta de dientes flotando frente a la boca. Gravedad cero para la saliva. Un tirabuzón invertido en el camino de la cama al baño. “¿Sabe?, anoche tuve un sueño con Maria Scheinder, hoy me ocuparé de alguna misión de profundidad en nuestro sistema solar. Por cierto, comandante; ¿ha visto donde he puesto mis gafas, las HoloLens? Como las haya perdido, la NASA me mata”.

Espacio 5

Scott Kelly ha estado cerca de un año viviendo en un entorno de microgravedad. A su vuelta a la Tierra, hace apenas un mes, era cinco centímetros más alto que antes de su partida. Al no caminar sobre suelo firme, la columna no sufre ningún tipo de presión, y se estira. Un viaje que, literalmente, le ha hecho crecer. En su tiempo libre, él y sus compañeros, nos han enseñado cómo es posible jugar al ping pong con una pelota de agua o cómo se prepara un café con leche en la Estación Espacial. Nada por aquí, nada por allá, y… ¡Voilá! una bolsa cerrada herméticamente y una pajita. Digo, ¡un capuchino! También han hecho muchas fotos de las estrellas; un álbum completo de su viaje interestelar donde uno puede apreciar lo delgada que es la atmósfera. Tanto que asusta pensar que, sin ella, el sol abrasaría nuestras manos. Factor de protección 1.000.000 para poder pasear entre bosques de almendros.

En sus jornadas de trabajo de 12 horas, los astronautas pueden contemplar unos cuantos amaneceres y atardeceres seguidos. ¿Me pasas la.. ? Ahora sale el sol en Sídney. ¿… Mantequilla? Ahora se pone en Dubái. Así lo cuenta Tim Peake en sus vídeos de Youtube. Entre tanto ir y venir del sol, dice, aun les queda tiempo para hacer experimentos con fuego (prueban distintas técnicas de combustión) o para estudiar la reacción de los pulmones en un entorno cercano a la gravedad cero (descubrirán datos que podrá ayudar a personas con asma). Eso, sin olvidarse de ampliar sus conocimientos sobre el sistema solar. En seis meses de estancia en ISS se pueden llegar a hacer 250 experimentos. 250, has oído bien. Y mientras tanto, tú, aún no has aprobado las oposiciones. Y lo más arriesgado que has hecho últimamente es añadir cúrcuma al arroz con leche.

La NASA, y el resto de agencias del espacio que cooperan en la ISS, son algo así como la Pachamama de los astronautas. Una señora con el cuerpo grande y cálido, que cuida de ellos para que todo esté bien. Houston, no tenemos ningún problema. Cuando pienso en la-na-sa, en concreto, me imagino a un ser vivo con sus pulmones y todo, con su cabeza bien despierta, pariendo nuevas ideas cada dos por tres. Voy a decirle a los chicos de la ISS que prueben a jugar al ping pong con sus propias lágrimas. ¿Llorar, como un deporte? Hace tiempo, la-na-sa se hizo amiga de Microsoft. Se entienden a las mil maravillas y se inventan nuevos juegos de vez en cuando. Se lo pasan en grande estos dos. Juntos, en junio de 2015, pusieron en marcha un proyecto al que llamaron Sidekick, y decidieron enviar al espacio unas gafas de realidad virtual aumentada, llamadas HoloLens. Gracias a estas gafas, y en palabras de sus creadores: “puede vivirse desde la Tierra lo que ellos (Kelly y sus amigos) viven en la ISS”. Y yo me pregunto: ¿qué hacer con las dioptrías cuando tienes que observar la osa mayor, calcular la distancia focal entre Venus y tus manos, o leer las instrucciones de las Hololens, made in Microsoft, con la cabeza apuntando al suelo?

Tierra 1

El objetivo de Sidekick y de estas gafas es permitir la asistencia a la tripulación de ISS cuando lo necesiten. Imágenes holográficas para sus informes cotidianos. El control de tierra puede entrar en el mundo virtual de los astronautas y así realizar tareas juntos. Las HoloLens cuentan con dos modos de funcionamiento diferentes. El primero se llama “Experto Remoto” y utiliza Skype para solicitar ayuda, y que un operador vea y oriente en tiempo real al astronauta. Y en el segundo modo, llamado “Procedimiento”, se pueden ver ilustraciones animadas, creadas para ayudar al equipo en sus tareas. Todo muy “Odisea en el Espacio”. ¿Llegarán las HoloLens al top manta de Ibiza? Si Einstein levantara la cabeza formularía una nueva teoría: “relatividad virtual”.

Por si esto fuera poco, desde la NASA también comentan que gracias a esta nueva capacidad adquirida con las Hololens se podría aumentar la eficiencia de trabajo en el espacio, y reducir los requisitos de formación del personal. Ya lo estoy viendo venir: Cursos CCC de tres meses para hacerse astronauta. Módulos del INEM para desempleados con aspiraciones galácticas. Becarios recién licenciados haciendo prácticas no remuneradas en la Estación Espacial Internacional, a 20.000 paradas de metro de su casa.

Bueno, creo que yo me bajo aquí. Próxima estación: Marte. Y ya saben: “Tengan cuidado para no introducir el pie entre coche y andén”.

Fotografías (copyright): NASA

Samsung anuncia el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge

Samsung anuncia el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge

Hoy he asistido a la presentación oficial del Samsung Galaxy S7 y del Galaxy S7 Edge, los nuevos teléfonos con Android 6.0 de la compañía coreana destinados a la gama alta. De los productos ya se ha hablado estos últimos tres días, por culpa de las habituales filtraciones, pero lo que no se sabía era como se desarrollaría el evento de este pasado Domingo.

¿Te puedes imaginar cómo sería ver los nuevos Galaxy de la mano de una experiencia inmersiva en 360º? Eso lo hemos podido vivir los asistentes al acto, que contábamos con una Samsung Gear VR en cada asiento: en un momento de la presentación, con las gafas bien acomodadas, hemos tomado contacto con los nuevos S7 y S7 Edge, que se han presentado ante nuestros ojos para que les siguiéramos la pista a lo largo de una gran sala virtual.

He tenido ambos modelos en la mano, tal como se ve en el vídeo que acompaña a este artículo, y el cristal Gorilla Glass 4 que cubre ambas caras de los teléfonos tiene un suave y acertado tacto. No hay duda de que son elegantes, están bien realizados y demuestran que están destinados a cumplir las expectativas de quienes buscan un Smartphone de gama alta: lo que no se ha podido evitar es dejar huella en la superficie, tal como sucede con el Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

¿Qué tienen en común los dos Galaxy S7? Amplia conectividad inalámbrica (Bluetooth 4.2, NFC y Wi-Fi), una cámara frontal de 5MP con apertura F1.7, pantalla Super AMOLED con resolución Quad HD, 4GB de RAM y versiones con 32GB o 64GB de memoria interna total.

También ambos Smartphones incorporan un sensor de huella dactilar, en la cara frontal, y recuperan una característica fundamental: poder ampliar la capacidad de almacenamiento mediante una tarjeta micro SD de hasta 200GB. Tampoco debemos olvidar que los nuevos terminales son resistentes al agua y al polvo, gracias a la certificación IP68.

Durante la toma de contacto, en el acto de presentación, he podido advertir que la óptica de la cámara trasera, de 12MP, sobresale menos del área posterior. Los nuevos Samsung Galaxy cuentan con tecnología Dual Pixel, de la que ya hablaré en otro artículo, y traen apertura f1.7, lo que permitirá mejorar los resultados en fotografía y grabación de vídeo.

¿Qué caracteriza al Galaxy S7 Edge? La curva en los flancos de la pantalla de 5,5″, la impresionante batería de 3600mAh, un perfil metálico de solamente 7,7 mm y un peso de 157 gramos. ¿Qué más se podría pedir? Este teléfono sienta muy bien en la mano.

Por otra parte, el pequeño de la familia, el Galaxy S7, sigue con una pantalla de 5,1″, integra una batería de 3000mAh, pesa 152 gramos y ostenta un grosor de 7,9 mm (con perfil también metálico). 

No voy a olvidarme del procesador que, según el país o región, podrá ser de 4 núcleos (x2 núcleos a 2,15Ghz y x2 núcleos a 1,6GHz) o de 8 núcleos (x4 núcleos a 2,3Ghz y x4 núcleos a 1,6Ghz). En cualquiera de las dos opciones, con 64-bits y tecnología de 14nm.

¿Nos ha reservado Samsung alguna sorpresa para el acto de presentación del Mobile World Congress? Sí. Por un lado, hemos podido ver y escuchar de cerca a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, que nos ha hablado largo y tendido de la experiencia VR 360º. Por el otro, a los asistentes se nos ha obsequiado con unas gafas Samsung Gear VR.

Para quienes pueda interesar, si se hace una reserva de los nuevos Galaxy S7, Samsung incluirá de regalo unas gafas Gear VR. No está mal el obsequio, ¿Verdad?

 

 


Warning: require_once(/homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-content/themes/Divi/footer.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-includes/template.php on line 684

Fatal error: require_once(): Failed opening required '/homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-content/themes/Divi/footer.php' (include_path='.:/usr/lib/php5.5') in /homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-includes/template.php on line 684