400 Bad Request
400 Bad Request
Please forward this error screen to 109.203.124.146's WebMaster.

Your browser sent a request that this server could not understand:

  • (none)/gsfc4.txt (port 80)
La muerte en los tiempos del Facebook

La muerte en los tiempos del Facebook

Hoy fui a tu muro de Facebook a llevarte flores. Hacía viento allí y las hojas de los árboles caían lentamente al suelo, como anunciando tormenta. Me paré un instante frente a tu cara y pensé en compartir una foto contigo, poner una etiqueta en tu rostro, como si tal cosa. Pero después decidí que sería mejor no hacerlo; tu cuerpo bajo tierra, ninguna etiqueta posible para conformar tu epitafio. Hoy fui a tu muro de Facebook a llevarte flores. ¿Perdonen que no me levante?

Por si no lo sabías, y según un artículo publicado recientemente por el Daily Mail británico, a finales de este siglo allá por el año 2098, en Facebook habrá más perfiles de gente fallecida que de personas vivas. Un cementerio virtual de escala estratósferica, cuyos perfiles-lápidas puestos en fila podrían dar varias veces la vuelta al mundo. El dato ha sido proporcionado Hachem Sadikki, experto en estadística de la Universidad de Massachusetts, quien ha afirmado que esto se deberá también a que dentro de muy poco el crecimiento de nuevos perfiles en esta red social se estancará. En Estados Unidos, por ejemplo, el 70% por ciento de la población adulta ya tiene un perfil abierto en Facebook, por lo que en unos años, la lógica indica que éste será el mayor geriátrico virtual que puedas imaginar. La que nos espera. Cientos de vídeos sobre cómo prevenir la osteoporosis. Anuncios patrocinados de audífonos de última generación. Álbumes de fotos sobre los últimos viajes veraniegos con el Imserso.

pareja de ancianos

 Facebook lo tiene claro. Sabe que vamos a morir todos. Y por eso ya te ofrece algo así como un “kit completo de futura persona fallecida” para que decidas, con antelación, qué quieres hacer con tu cuenta una vez que abandones este mundo. Desde ahora mismo puedes designar a tu “Contacto de Legado”, aquella persona que por elección tuya se ocupará de tu perfil cuando hayas muerto. Esta persona de confianza no podrá eliminar ningún post publicado por ti, ni tampoco a ninguno de tus contactos, pero sí podrá cambiar tu foto de perfil a otra más adecuada en caso necesario, comunicar desde tu página detalles sobre tu funeral o bien publicar algún mensaje de despedida para que tus amigos virtuales puedan comentarlo. Y sí, en esos momentos, la expresión “echarte flores” tendrá más sentido que nunca.

¿Cuántas solicitudes de amistad te han llegado hoy? ¿Cuántas notificaciones, señalándote el cumpleaños de contactos que apenas recuerdas? Bien, pues no es por amargarte el día, pero si eres alguien muy cumplido, quizá lleves tiempo felicitando el cumpleaños a gente que ya ha empezado a “descumplir”. Gente fallecida, vamos. Facebook no borra los perfiles de las personas que han muerto. Así que, si no fuiste previsor y no designaste a tu “Contacto de Legado”, en el tiempo que pase hasta que algún familiar comunique a los de Zuckerberg que tú… Caput, tu perfil seguirá vivito y coleando. Tú allí, atrapado para siempre en tu fotografía de portada desafiando a la lluvia y saludando a los vivos desde algún paisaje con las montañas más altas.

Mujer 2

Después viene la parte de los familiares previsores que, cuando tú mueras, enseguida pondrán en marcha tu Memorial, y tu perfil se mantendrá para siempre online, convertido en un hermoso lugar de peregrinación donde amigos, conocidos y gente de bien podrá asomarse de vez en cuando para ponerte “una vela”, o lo que es lo mismo: un entrañable post de recuerdo a tu persona. Cada vez que alguien entre en tu página de Facebook podrá leer “En memoria de” y debajo tu nombre. Una vez convertido en espíritu facebookiano ya no le saldrás a nadie como “persona que quizás conozcas” y tu cumpleaños no se le notificará a ningún contacto. Me tranquiliza saberlo. Como dato a tener en cuenta, te contaré que este año se estima que 970.000 usuarios de Facebook pasarán a mejor vida; cifra que contrasta con los 385.968 usuarios fallecidos en 2010 y los 580.000 de 2012. A ti ni se te había ocurrido que pudieras ser uno de ellos. De haberlo sabido, habrías hecho un testamento online. Todo bien dispuesto. Un entierro virtual fabuloso, a la altura de tu imagen en las Redes Sociales. Tu funeral emitido en tu canal de Youtube. Padre-nuestros de 140 caracteres retuiteados  por todos tus amigos. Una misa en streaming para darte el último adiós.

Yo que tú me pondría manos a la obra. ¿Para qué esperar, si tarde o temprano llegará tu hora? Recuerda que Pinterest no borra las cuentas de sus usuarios inactivos (¿tus pin it siempre vivos?) y que Twitter puede eliminar cuentas de manera permanente debido a una inactividad prolongada. Menos mal. Google te da la opción de decidir a partir de cuánto tiempo sin usar tu cuenta podrá ser considerada inactiva. Pasado ese tiempo, si has dado potestad a Google éste podrá eliminarla, o si no pasará a manos de contactos de confianza, previamente designados por ti, que se harán cargo del asunto. Como ves, tu “muerte tecnológica” también es algo de lo que vas a tener que ocuparte. No en vano, en lo que has tardado en leer este artículo algún que otro usuario de Facebook acaba de morir. Lo sé. A este ritmo frenético de entierros virtuales, pronto habrá aplicaciones de iPhone para generar de manera automática los epitafios más originales. Y tú, dentro de algún tiempo, ahí estarás, momificado para siempre en el perfil de Facebook; tu cuenta, una pirámide de la IV Dinastía egipcia con tus tesoros más preciados dentro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La tiranía de Facebook

La tiranía de Facebook

La vida en Facebook no es fácil, para qué nos vamos a engañar. Cuánta tiranía. Amigos al peso. Si tú me pones like yo también te lo pongo. Emoticonos hasta arriba de energy. ¿Cuántos eventos chorra tengo pendientes esta semana? Banderitas de condolencia. Feliz cumpleaños, “como-te-llames”. Ese flujo insostenible de notificaciones de gente doctorada en egocentrismo. Tu ex sonriendo desde los perfiles de todos vuestros amigos en común. Frases de Paulo Coelho (P.C. de ahora en adelante) para comenzar el día.

Chucky Facebook

“No dejes que la persona imaginaria dentro de tu cabeza te impida amar a la persona correcta que está delante de ti” ( Firmado P.C.). ¿Perdona? Aunque bueno, para imaginarios algunos de mis amigos de Facebook. Si lo sabré yo, que luego me ven por la calle y hacen que no me conocen. ¡Hey, hola! Sí, a ti, el que acaba de girar la cabeza 180 grados, tipo niña del exorcista. Humm… ¿Recuerdas cuando el otro día te paseaste por mi perfil comentando TODAS mis fotos de las vacaciones? Bien, pues… o me saludas o no te hablo más, quiero decir: ¡te borro de amigo de Facebook!

A veces se hace insostenible, ¿no te parece? Pero aquí estoy-estamos. Dándole al “me gusta” sin ton ni son. Que nadie me invite a más eventos, gracias. No, no quiero jugar a ese juego de los caramelitos. Pues ahora que lo dices, no me interesa tu verborrea política. ¿Te importaría dejar de compartir fotos de gatitos? ¿Serías tan amable de no etiquetarme en más fotografías sin filtro? Y sí, lo que “tengo hoy en mente”, querido Facebook, es que en cuanto termine la promoción de “mi YO más estupendo” ¡me cierro el perfil! ¿Ha quedado claro?

All the loney people Facebook

“Nadie está a salvo de las derrotas. Pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando”. (Firmado P.C.). Bueno, ¡lo que me faltaba! Eh…Mira Pau, yo también tengo otra: El cielo está enladrillado, quién lo desenladrillará, el desenladrillador que lo desenladrille buen desenladrillador será. Y, en fin, para que quede claro: yo sé cuál es mi lucha. ¿Superar los 100 “me gusta” en mi foto de perfil?

Pues como te iba diciendo: me voy a presentar a la alcaldía de Facebook. Más que nada, para poner un poco de orden entre tanto post ¿absurdo? En mi toma de posesión, lo primero que haré será vetar, bajo penalización de doscientas abdominales, el uso de mensajes tipo: “Si lo compartes, la suerte llegará a ti” o “por fin es viernes”. Mira, no. También estableceré días festivos en los que el Facebook estará “cerrado por vacaciones”. Tú tratando de entrar a tu perfil, y todo negro. La muerte de tu yo facebookeano por unas horas. La libertad de un paseo en bata por el jardín, sin tener que compartir públicamente ningún acontecimiento cotidiano. Pues sí. Ya va tocando descansar de tanto gift, tanto favorito y tanta mandanga. Y para terminar mi campaña electoral, que no se me olvide: en mi programa de partido no faltará la promesa de establecer el tan esperado botón de “no me gusta” y, para disfrute de los amigos más ocurrentes, el de “se me enamora el alma”.

Miley-Cyrus Facebook

“El alucinógeno más potente del planeta se llama amor. Nos hace ver o escuchar cosas, personas que no existen” (Firmado P.C.). Pau, en esa frase solo tienes que cambiar la palabra “amor” por la palabra “Facebook” y finalmente nos pondremos de acuerdo. ¿Ves como no era tan difícil? Porque… ¿acaso no es Facebook el mayor y más grande cruce de irrealidades que existe? Bueno, tampoco es para tanto, yo más bien diría que es el mayor “exagerador” de vidas, pero nada más.

Si ya lo vengo diciendo: la vida en Facebook no es fácil. Cuánta tiranía. Tú me bloqueas, yo te bloqueo. Cuánta pseudo-amistad elevada a la enésima potencia. Cuántas conversaciones vacías. ¿Bla? Bla bla bla, bla bla bla. Cuánto: “Lo voy a desactivar porque me quita mucho tiempo”. Tic-tac- publicar. Tic- tac- compartir. Tic- tac- 536 amigos. En definitiva, cuánta necesidad de amor, de contacto piel con piel, de conversaciones cara a cara, de paseos bajo un cielo estrellado. “Hoy voy a llenar el Facebook de obras de arte”. ¿Y por qué no llamas a tu amigo de toda la vida y os vais juntos a un museo? “Hoy quiero compartir esta canción con todos vosotros”. ¿Has pensado en ir a algún concierto en vivo, en lo que va de mes? “¡Feliz día del padre, papá!”. ¿Pero si ni siquiera tienes a tu progenitor de amigo en Facebook? Anda, venga: ¡coge el teléfono y dile que le invitas a un café!

Corazón palpitante facebook

“Lo único cierto de las frases de Internet es que tú no puedes confirmar su validez” (Firmado P.C.). No, si ya lo decía yo.


Warning: require_once(/homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-content/themes/Divi/footer.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-includes/template.php on line 684

Fatal error: require_once(): Failed opening required '/homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-content/themes/Divi/footer.php' (include_path='.:/usr/lib/php5.5') in /homepages/0/d574096963/htdocs/clickandbuilds/Tecne/wp-includes/template.php on line 684